Bodas

La boda de Elena & Alfonso

Instagram me ha permitido descubrir gente estupenda y también a grandes profesionales del mundo wedding. Por eso me hizo especial ilusión recibir un email de Juan y Carmen, de JFK Imagen Social, cuyo trabajo sigo desde hace años, con una boda ideal que no me he podido resistir a compartir con vosotros.

Nuestra pareja de hoy, Elena y Alfonso, se conocieron en su trabajo, en Madrid. Tras tres años y medio de noviazgo, Alfonso se declaró en un viaje a Oporto, tras una cena en el precioso restaurante Pedro Lemos. El compromiso se selló con un anillo de pedida de Joyería Suárez.

Decidieron casarse en el Palacio de Meres (Asturias), un lugar especial para Elena, donde ella siempre había soñado con dar el ‘Sí, quiero’. ¿Nunca os ha pasado que fantaseáis con cómo sería vuestra boda? Pues Elena lo tenía claro. La idea de ella, llegando al palacio del brazo de su padre, con el bosque de fondo, y viendo a Alfonso al final del camino, le parecía sencillamente perfecta. Y la hizo realidad.

Para su gran día, Elena eligió un vestido de la colección Victoria, de Vicky Martín Berrocal. Un vestido de manga larga, con líneas sencillas, unos preciosos bordados laterales y una cola redondeada. Lo complementó con unas sandalias doradas de Zara, su anillo de pedida, dos anillos de Oui Petit regalo de sus hermanas y unos grandes pendientes de piedra cristalizada, diseñados por ella misma, de Mrs Petrïta. El ramo fue obra de Flores Beatriz, en Oviedo. Uno de los detalles que más me gustó del look de Elena es que decidió llevar su melena natural, suelta con ondas. Para terminar, un precioso velo de 4 metros, hecho a mano, de La Parisién. Para la fiesta posterior, se cambió a un vestido sin mangas, con el que bailó toda la noche. Alfonso, por su parte, optó por un traje hecho a medida en Sastrería Plácido, una sastrería artesanal de Oviedo.

Como Elena es diseñadora gráfica, ella misma se encargó de diseñar las invitaciones, los meseros, el seating plan y los misales. Así, cada trocito de la boda tenía un poquito de ella y de Alfonso.

Para la decoración del banquete en los salones del Palacio de Meres, utilizaron manteles de hilo blanco, bajoplatos de rafia, arreglos florales diseñados por Elena y su florista de confianza y, como toque especial, el nombre de cada invitado en madera.

Para el banquete confiaron en el catering Casa Fermín, que estuvo amenizado por el grupo de gaitas de Iñaki Santianes, quienes tocaron el Asturias Patria Querida a la salida de los novios de la capilla de Santa Ana. ¡Todo muy asturiano! (la novia me cuenta que fue muy divertido ver a todos sus amigos de Madrid disfrutando de los sidreros escanciando sidra… y no me extraña!).

Por último, las fotografías fueron obra de JFK, quienes supieron capturar la esencia de cada uno de los momentos, con la visión de la fotografía, del color y de la luz que los novios buscaban.

#Vivanlosnovios

Espero que os haya gustado tanto como a mi.

¡Feliz semana!

S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *